Cultura de empresaPersonasSmart Working

Como nace SMOVE! Una breve historia

Aquí estamos con toda la ilusión que nos viene del lanzar a SMOVE! Moving to Smart working. Hemos trabajado mucho, nos hemos encontrado: ¡encontrar los justos compañeros, los que comparten tus valores y tu visión de empresa no es fácil!

Hemos construido nuestro propio modelo de trabajo y le hemos dado un nombre:

SMOVE!

A su alrededor hemos desarrollado nuestra visión del Smart working, adaptándola a las exigencias de la situación laboral y empresarial española.

También hemos buscado casos pilotos para averiguar y testar nuestro método.

 

¿Pero de donde nació la idea?

Todo empezó en Italia, colaborando con una empresa de venta de mobiliario de oficina. Entrando en contacto con grandes casas productoras de muebles estudiados para que los empleados trabajen más cómodos, sillas ergonómicas adaptables a cualquier tipo de estructura corporal, empecé a aprender conceptos sueltos sobre el Smart working.

Empresas de renombre se están empeñando a fondo para que sus productos estén en línea con las nuevas exigencias del mudo del trabajo y cultura de empresa.

Lo mismo estaba pasando con la oferta de programas informáticos que prometen cambiar por completo los tiempos de almacenamiento de datos, los métodos de trabajo y sobre todo la manera de enfocar la faena por parte de los empleados.

Consultores de empresa empezaban también a vender el Smart working ayudando a gestionar el cambiamiento de cultura a directivos y empleados.

Cada uno vendía su propio Smart Working, pasando olímpicamente de lo que hace esta filosofía una elección correcta y ganadora.

La unión y la colaboración de los diferentes aspectos.

Una vez llegada a España he buscado empresa que tratasen el Smart Working de manera global, pero no he encontrado nada, siempre lo mismo: se deja el proyecto de renovación empresarial cojo por alguna parte.

Si se revoluciona la parte informática, no se adaptan los espacios o peor aún, no se forman los empleados.

Si se cambia la estructura espacial, no se educan las personas a su uso y se mantiene una estructura jerárquica vertical, o los dispositivos no están adaptados a las nuevas exigencias de flexibilidad.

Si la cultura de empresa lleva a la jerarquía horizontal y a una comunicación constante y completa entre empleados y dirigentes, a menudo falta la adaptación informática o espacial.

Vamos que hay siempre un pie cojo en el taburete del Smat Working.

Smove! Nace para evitar que pasen estas cosas.

 

En el momento en que la empresa decide de invertir en su evolución y en su plantilla, se crea un programa que comprende también acciones de revisión espacial y digital, de manera que todos los objetivos se alcancen en sus justos tiempos y no haya momentos de “cojera” para le empresa, sino una evolución real, un proyecto que contempla todos los aspectos más fundamentales de la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *