DigitalizaciónGestiónHerramientasSin categoría

¿Transformación digital incompleta?

Al momento de establecer el presupuesto para las futuras acciones de tu empresa, surge el problema de la transformación digital.

Es un gasto importante y quieres estar seguro que todos los empleados puedan aprovechar al máximo las nuevas oportunidades y los nuevos recursos que vas a implantar en tu empresa.

Si está bien hecho, es un trabajo que implica activamente recursos humanos, departamento tecnológico y también y sobre todo los directivos.

Optar simplemente por un cambio en el aspecto digital de la empresa no va a optimizar la productividad cuanto una real revolución en la manera de pensar el trabajo, en la relación y comunicación con y entre empleados y el repensar a los espacios como consecuencia de toda esto.

La transformación digital es mucho más compleja de lo que parece.

Esto no tiene que asustar, sino ser visto como una oportunidad que hay que aprovechar corriendo.

El truco está en el dar unos pasos fundamentales:

  • Analizar
  • Proyectar
  • Planificar
  • Experimentar
  • Seguir

La parte más importante, como ya sabes, es la planificación que también tiene en cuenta la distribución en el tiempo de los gastos.

¡Aquí está el truco!

Con un proyecto global que tiene en cuenta todos los aspectos de la evolución cultural y tecnológica de tu empresa, los pasos a seguir podrán ser programados también en base a la inversión prevista en cada fase del proyecto, adaptando también el desarrollo temporal a la disponibilidad financiera.

Si en cambio metes en acto una revolución tecnológica sin la preparación adecuada del personal o de los mismos dirigentes, si las herramientas de trabajo física no se pueden adaptar poco a poco al cambio de mentalidad en el trabajo, si el teletrabajo no es una consecuencia, sino un objetivo, pues estamos convencidos que la inversión resulterá ser mucho más onerosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *